jueves, 16 de febrero de 2012

Nadie lo nota,pero lo echas de menos. Nadie te entiende,pero lo quieres. Y te ignora,igual que tú a él. ¿Y él te echa de menos?¿Y él te quiere? No lo sabes y te convences de que no te interesa,pero no mientas,nunca te salió bien. Te duele y no puedes soportarlo. Te sientes culpable,te haces cargo de la situación. Porque es tu culpa no poder superarlo,y porque es tu culpa que todo eso haya pasado. Tener la responsabilidad te supera. No puedes,no siempre puedes. ¿Notaste cómo se aísla con tu presencia? El también siente culpa. Tienes ganas de abrazarlo. Necesitas decirle que fue un imbécil,pero que tú lo fuiste aún más. Quieres llamarlo,intentas no mirarlo para evitar el dolor. Todavía lo encuentras inexplicable. Resígnate,jamás encontrarás la explicación. Intenta alejarlo de tu mente, aunque te sea imposible. Quíerelo en silencio,aún.

1 comentario:

  1. Wow, me encanta tu blog, de verdad que ¡es fantástico!
    La presentación,los textos en general.. PERFECTO.
    Enhorabuena, me alucinaste!
    Y que nada, soy http://espositolanzanirubio-mar.blogspot.com/ y espero tu visita, y que te guste mi blog, me sigas y esas cosas..
    besos.

    ResponderEliminar